Fue recibido a balazos por su suegro cuando iba a pedir la mano de su novia. - El Zócalo

jueves, 3 de agosto de 2017

Fue recibido a balazos por su suegro cuando iba a pedir la mano de su novia.



De acuerdo con versiones de testigos, la novia ya los esperaba junto a los abuelos, pero una llamada anónima alertó a Tilo, padre de la jovencita, quien no estaba de acuerdo con la relación.


Padre e hijo que habían acudido a pedir la mano en matrimonio de una joven estudiante a la colonia Gaviotas, fueron recibidos a balazos por el suegro, quien lesionó al progenitor del pretendiente de su hija.

Jesús Francisco Hernández de 22 años de edad, le pidió a su padre Alfredo Hernández que lo acompañara a casa de su prometida, por lo que acudieron la calle Felipe Lugo en Gaviotas Norte, donde la novia vive con sus abuelos.

De acuerdo con versiones de testigos, la novia ya los esperaba junto a los abuelos, pero una llamada anónima alertó a Tilo, padre de la jovencita, quien no estaba de acuerdo con la relación.

Fue entonces cuando Tilo, conocido carnicero de gaviotas norte, arremetió en contra de su hija, bajo el argumento que el prometido es cinco años mayor que ella.

Tras hacerse de palabras, pasaron a los golpes entre Alfredo y Tilo, hasta que surgió un arma de fuego y disparos; el padre del novio, Alfredo Hernández, de 42 años de edad, empezó a desangrarse enfrente de su hijo al recibir un balazo en el costado izquierdo.

El agresor emprendió la huida abordo de un vehículo de color blanco.

Una ambulancia acudió a prestar auxilio al herido, mientras policías estatales, sólo tomaban nota de la tragedia suscitada.